Estacion

Vía Crucis en Misericordia

El Vía Crucis en Misericordia está compuesto en cada estación por pensamientos del Papa Francisco en torno a lo que fue el Año Jubilar de la Misericordia. Y las oraciones de cada una de ellas, son tomadas del Papa Emérito Benedicto XVI para el Vía Crucis del Coliseo de Roma en el año 2005. Las intenciones de cada estación van a ir siguiendo por las obras de misericordia tanto corporales como espirituales. (…)

Comencemos rezando en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

“(…) La cuaresma es un camino: nos conduce a la victoria de la misericordia sobre todo aquello que busca aplastarnos o rebajarnos a cualquier cosa que no sea digna de un hijo de Dios. La cuaresma es el camino de la esclavitud a la libertad, del sufrimiento a la alegría, de la muerte a la vida. (…)

Cuaresma es tiempo de memoria, es el tiempo de pensar y preguntarnos: ¿Qué sería de nosotros si Dios nos hubiese cerrado las puertas? ¿Qué sería de nosotros sin su misericordia que no se ha cansado de perdonarnos y nos dio siempre una oportunidad para volver a empezar? Cuaresma es el tiempo de preguntarnos: ¿Dónde estaríamos sin la ayuda de tantos rostros silenciosos que de mil maneras nos tendieron la mano y con acciones muy concretas nos devolvieron la esperanza y nos ayudaron a volver a empezar?

Cuaresma es el tiempo para volver a respirar, es el tiempo para abrir el corazón al aliento del único capaz de transformar nuestro barro en humanidad. (…)”

Homilía del Papa Francisco en el Miércoles de Ceniza, 1 de marzo de 2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player